Los efectos negativos de la pornografía online

En una entrevista del pasado mes de diciembre en el programa ‘The Howard Stern show’ [1] la cantante norteamericana Billie Eilish declaraba: “Como mujer, creo que el porno es una desgracia. Siendo sincera, yo solía ver mucho. Empecé a ver porno cuando tenía como 11 años”. Eilish, que ahora tiene 19 años, compartía con el presentador que ver porno le ayudaba a sentirse como “uno de los chicos”. “Creo que realmente destruyó mi cerebro y me siento increíblemente devastada por haber estado expuesta a tanto porno”, aseguraba. Testimonios como éste hacen que el tema tabú de los efectos de la pornografía salga a la luz y nos ayude reflexionar sobre sus consecuencias sociales, especialmente entre los menores.

El fenómeno de la pornografía, que algunos remontan al Paleolítico [2], y que en su concepción moderna se expande durante el siglo XIX y, sobre todo, a partir de 1970 [3], está siendo cada vez más abordado en distintos ámbitos y desde distintas disciplinas, poniendo de manifiesto las disfunciones y secuelas negativas de todo tipo que genera: psicológicas, sexuales, relacionales, de conducta o morales, entre otras [4].

Por poner un ejemplo, en las conclusiones del estudio publicado por QUANTIKA14 [5] sobre el consumo de pornografía online en España en 2021 se destacan los siguientes puntos:

  • La pornografía no es ciencia ficción o fantasía. Se constata una normalización de situaciones o actos violentos, degradantes y humillantes hacia las mujeres.
  • Las mujeres sufren traumas similares a los de las mujeres víctimas de prostitución o cualquier otro tipo de violencia sexual.
  • La pornografía se nutre de los roles y estereotipos de género, además de la relación dominación-sumisión. Es decir, la pornografía representa a mujeres subordinadas a los hombres y cosificadas como meros objetos sexuales a disposición de satisfacer las necesidades sexuales latentes de los varones.
  • La pornografía no sólo perpetúa dichos roles y estereotipos, también propaga e inculca la cultura de la violación.
  • La pornografía educa sexualmente a los niños, y en general a los más jóvenes, en la violencia sexual, en la dominación sexual de las mujeres y en normalizar actitudes sexistas.
  • Por último, el consumo de pornografía en la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, ha producido un incremento en el tráfico mundial de consumo de pornografía, con un aumento masivo del 18,5% durante marzo de 2020. Según datos de Similarweb, entre los 20 sitios más consultados durante noviembre de 2021 hay 3 de contenidos pornográficos [6].

Ya en mayo de 1989 el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales hablaba de la estrecha relación entre pornografía y violencia [7]. En otro documento de 2002 añadía que el consumo de pornografía conduce “a fantasías violentas y a un aislamiento patológico.” [8] Y más recientemente, el Papa Francisco advertía que “en la red se están propagando fenómenos extremadamente peligrosos: la difusión de imágenes pornográficas cada vez más extremas porque con la adicción se eleva el umbral de la estimulación. […] La antigua difusión de la pornografía a través de medios impresos era un fenómeno de pequeñas dimensiones comparado con lo que está sucediendo hoy en día, de una manera cada vez más creciente y rápida, a través de la red.”[9]

Durante el año 2021, el tráfico de contenidos pornográficos [10] siguió ascendiendo, una vez más, con EEUU a la cabeza, seguido por Japón, Reino Unido, Francia, Italia, México, Canadá, Alemania, Filipinas y Brasil como los diez primeros países:

Este ascenso se debe, entre otras razones, a las características fundamentales de la pornografía online: es fácilmente accesible a todos, especialmente a los menores, que tienen más habilidades que sus padres y educadores para acceder a estos contenidos, no para discernir sobre ellos. Es gratuita y anónima, hasta cierto punto, pues en Internet no podemos hablar de anonimato total y no hay nada gratuito, pues no sólo se paga con dinero. Es ilimitada e interactiva (videochats, realidad virtual y todo lo que aportará la inteligencia artificial). Es personalizada y, como fruto de todo ello, se convierte en adictiva.

La relación de pornografía y violencia deriva en consecuencias, si cabe, más dramáticas cuando entran en juego los menores como víctimas directas. Durante 2020 aumentó significativamente el número de URL’s que albergaban contenidos de abusos sexuales a menores [11]:

Y resulta, además, muy significativo que sea en Europa, en concreto en Holanda, donde se concentren la gran mayoría de hosting que albergan contenidos de abusos sexuales a menores [12].

A pesar de todo ello, parece darse un desinterés político e institucional en torno a la pornografía online. Giovanni Cucci, en su artículo ‘Cybersex. Una adicción insidiosa’ habla de un intento fallido en 2013 de prohibir la pornografía en la red en todas sus formas, incluida la publicidad y el turismo sexual [13]. Una vez más, los intereses económicos están por encima del bienestar y educación de la sociedad, en especial de los más jóvenes. Como indica también Cucci, de nada servirá un enfoque meramente penal-judicial si no se afrontan cuestiones de más calado.

A día de hoy comenzamos a ser conscientes de los efectos negativos de la pornografía online. Se hace necesaria una verdadera alianza social, cultural, ética y espiritual para hacer frente a esta situación. El diálogo con los más jóvenes, la formación de los educadores y de los padres, la introducción de programas eficientes de educación afectivo y sexual, el acompañamiento y guía espiritual y el compromiso de las familias son algunos de los puntos de partida. Y proyectos ya iniciados como Dale una vuelta [14], Pantallas amigas [15], o El lugar del encuentro: proyecto de educación afectivo-sexual [16] pueden servirnos como orientación.

“¿Qué hacemos para que estos niños nos puedan mirar sonriendo y conserven una mirada limpia, llena de confianza y de esperanza? ¿Qué hacemos para que no se les robe esta luz, para que esos ojos no sean perturbados y corrompidos por lo que encontrarán en la red, que será parte integral e importantísima de su ambiente de vida? Trabajemos por tanto todos juntos para tener siempre el derecho, el valor y la alegría de mirar a los ojos de los niños de todo el mundo.” (Papa Francisco. 6 de octubre de 2017)

[1]https://www.howardstern.com/news/2021/12/13/billie-eilish-performs-2-songs-live-in-studio-and-opens-up-about-surviving-covid-and-hosting-snl/

[2] cf. Richard Rudgley (2000). The Lost Civilizations of the Stone Age. Simon and Schuster.

[3] Cf. Patricia Davis, Ph.D., Simon Noble and Rebecca J. White (2010), The History of Modern Pornography, artículo en History of Pornography; consultado diciembre 16 de 2021 https://web.archive.org/web/20110208103004/http:/www.pornographyhistory.com

[4]https://theconversation.com/ver-porno-infantiliza-el-cerebro-128936

[5]https://quantika14.com/estudios-de-pornografia-online-en-espana/#page-content

[6]https://www.similarweb.com/top-websites/

[7] Pornografía y violencia en las comunicaciones sociales: una respuesta pastoral. 7 de mayo de 1989, XXIII Jornada mundial de las Comunicaciones Sociales. https://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/pccs/documents/rc_pc_pccs_doc_07051989_pornography_sp.html

[8] La Iglesia e Internet. 22 de febrero de 2002. Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales. https://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/pccs/documents/rc_pc_pccs_doc_20020228_church-internet_sp.html

[9] Discurso del Santo Padre Francisco a los participantes en un congreso sobre ‘La dignidad del menor en el mundo digital’. 6 de octubre de 2017. https://www.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2017/october/documents/papa-francesco_20171006_congresso-childdignity-digitalworld.html

[10] Datos de https://www.pornhub.com/insights/yir-2021#Countries-by-Traffic

[11]https://annualreport2020.iwf.org.uk/trends/international/geographic#continent-hosting-of-all-child-sexual-abuse-urls

[12]https://annualreport2020.iwf.org.uk/trends/international/geographic#top-10-countries-hosting-child-sexual-abuse-urls-in-2020

[13]https://www.liberoquotidiano.it/news/scienze—tech/1200380/L-Unione-europea-vuole-chiudere-i-siti-porno–600mila-mail-di-protesta.html

[14]https://www.daleunavuelta.org/

[15]https://www.pantallasamigas.net/

[16]https://www.educazioneaffettiva.org/?lang=es